Mujer: ¡Saca la ninfómana que llevas dentro!

Efectivamente, el título lo dice todo. Mujer, no te cohibas, desinhíbite, grítalo al mundo, no tengas miedo de aceptar que eres una ninfómana.

Con motivo, del “libro” de moda, Fifty Shades of Grey, es que hago manifiesta la invitación a todas las mujeres. Y es que es muy fácil, es sólo escuchar a CUALQUIER mujer, que ya haya empezado a leer dicha obra, para saber, que TODAS las mujeres tienen una ninfómana dentro, simplemente necesitan ese pequeño empujón para dejarlo salir a flote.

Es claro, que todo lo que tenga sexo vende. Sería mentiroso decir lo contrario. Pero acá viene el tema de la doble moral presente, si observamos imágenes obscenas en el horario de televisión nacional, denominado como franja familiar, vienen los padres de la moral, a iluminarnos con su fuente de moralidad, diciendo qué es lo bueno. Igual pasa en la radio, donde empelotan mujeres, y hablan de sexo, para ganar oyentes, y posteriormente jactarse de ser la mejor emisora juvenil, o denominaciones de ese tipo.

Pero, ¿qué hacemos?, eso es lo que vende. Y es que el éxito de la trilogía -hablar de sexo, da para sacar 3 libros, calculen- es ese. Cabe aclarar, que no he leído eso, pero no me vengan a decir que la historia de amor entre Christian y Anastasia es la esencia del libro, patrañas. O por qué al referirse al libro, con un motivo distinto al de defenderlo, siempre hablan de las distintas aventuras sexuales de la pareja.

Ahora bien, mujeres, no se engañen, los tipos así, en nuestra sociedad común no existen. No se hagan ese daño, creando ese prototipo de hombre perfecto, se quedarán esperando, a su príncipe azul ( léase Christian Grey).

Debo aceptar, que mi patrimonio se vio disminuido, por comprar dichos libros, mala inversión, lo sé. Pero es para que vean que el amor sí existe, y no necesariamente se demuestra llevando a una mujer al “Cuarto Rojo”.

De este fenómeno, no se salva ninguna mujer, puede tener 15 años, o hasta 80, la ninfómana está ahí, con ganas de salir al mundo. Por eso, mujer: ¡Saca la ninfómana que llevas dentro!

Pd: Sobra aclarar, que por estos días el “negocio, socio” es tener un Sex Shop, todas las mujeres que ya han seguido mi consejo, ávidas de conocimiento por los distintos artilugios mencionados, seguramente ya han dejado volar su curiosidad, al menos preguntando por estos en las mencionadas tiendas.

Posted in Uncategorized | Tagged , | Leave a comment

Lee sentencias con Sebas: Lección 1

Es indispensable, durante el estudio del derecho, y en realidad, durante todo el ejercicio de la profesión, una actividad, que se podría describir de variadas maneras: perezosa, inútil, tediosa, larga, en fin. Para el estudiante, existen frases que detallan esa sensación, momento cumbre, al oír: “lean la sentencia -agregue cualquier número- para la próxima clase, habrá control de lectura”. Al oír esa frase, llega a la cabeza, esa ecuación de, si tiene tantas páginas, ya no voy a dormir tantas horas. Pero no siendo suficiente, en el instante de asimilar la no realización de cualquier otra actividad, que sí es divertida, se escucha la frase: “con todos los salvamentos de voto”.

Es por esto, que quiero contar mi experiencia respecto a este tema, aclaro, yo también me duermo leyendo sentencias.

No hay cosa mas harta, que te digan en que se resuelve una sentencia, o a ver, cuando alguien dice vi tal película, y tienes ganas de verla (en este caso debes leer), acaso no dices: ” ¡No me la cuentes, no digas nada!”. Pues bien, a mí me sucede lo mismo, que gracia tiene que me digan el resuelve de una sentencia, si no voy a sentir esa inmensa “emoción” de saber el desenlace, de conocer que nueva teoría desarrollarán los excelsos magistrados ( la aclaración de ironía, sobra). Eso sí, me gusta estropear la “emoción” de los demás (¡Qué rebelde!).

Es por eso, que el primer consejo es, no escuches el desenlace de una sentencia. Mucho menos, leas primero la decisión. Quizá sea un poco raro, pero acaso ¿no sienten ese morbo de ser iluminados por nuestros intérpretes de la ley?, al saber cuál de los dos tiene la razón, pues yo sí lo siento. Y es que es obvio, los argumentos de ambas partes se formulan de modo que parecen verdad absoluta, o, ¿Qué abogado, tiene el coraje de aceptar a su contraparte que está errada?

Ahora, ¿Para qué leer el resumen primero? Todo el resumen está contenido en el texto, empezando, ya pierde el morbo por conocer el resultado, y además, la idea siempre es terminar de leer lo más pronto, claro está entendiendo; entonces ¿Para qué leer lo mismo dos veces?. O lo uno, o lo otro, pero no los dos, ese es el consejo número 2.

Debemos aceptar, que así nos parezca una actividad aburrida, y acá se use para querer parecernos más a los “americanos”, es necesaria para el progreso, y algo se aprende. Hace poco leí la siguiente frase : “El problema del abogado, es que no lee, y el que lee, no entiende”.

Para finalizar, quisiera dar una breve definición de salvamento de voto. Es aquel texto, más largo que la sentencia en sí, por medio del cual un magistrado, trata de demostrar sus conocimientos, para de una o otra manera, quedar bien, ante las acertadísimas decisiones de nuestros honorables magistrados, eso sí,  jamás se extienden, eso que llaman literatura jurídica no lo conocen en los absoluto.

Posted in Uncategorized | Tagged , , | Leave a comment